A tres semanas de la oposición…

Conversaciones que se tienen con amigas de estudio, de trabajo y de vida. Si estás opositando, lo entenderás …

 

A estas alturas empiezas a pensar en todas las opciones: quedándote en blanco en el examen; haciéndolo pero no lo suficientemente bien; viéndote en las listas con un aprobado, pero con una nota insuficiente para tener un puesto seguro de interina; o llegando a las puertas de tu puta plaza y no conseguirla. Te imaginas todas las opciones, y te acojona asusta todas ellas. Te paraliza.

Empiezas a pensar si ha merecido la pena todo ese esfuerzo, te preguntas ¿voy a ser capaz de asumir las malas noticias?. Te imaginas todas las opciones negativas… ¡también las positivas! y también te emocionas con eso.

Pero al final, lo que a mi al menos me alivia es que de cualquier cosa se pasa. Si nos quedamos a las puertas lloraremos y si lo hemos superado lloraremos más. La cuestión de una oposición es seguir intentándolo hasta que lo consigues. Y la gente que ha aprobado de “chiripa”, que le cayó el único tema que se sabían y tuvo esa puta suerte, para mí no sacaron una oposición. Para mí esas personas no han opositado, se han presentado a un examen y han tenido suerte, punto. Una oposición es estar peleando muchos días, no te digo todos los del año, ni todas las horas del día, pero es estar peleando por un sueño que no sabes si lo vas a alcanzar. Depende de tantos factores…

Ya sólo eso, el estar peleando por algo que no sabes si vas a lograr, durante tanto tiempo, con tanto empeño, dedicación y esfuerzos, te hace TAN FUERTE. Después de eso no hay reto posible que te pueda asustar.

Y a lo mejor no la sacas a la primera, ni a la segunda… quizás lo consigues a la quinta y después de TODO. Habiéndole restado horas a la noche, después de tus horas de trabajo, después de tus planes cancelados, de tus días frente a los apuntes en blanco, después de mirar al suelo y pensar “¿de qué me servirá esto?, no estoy haciendo suficiente”, después de todo esto y a partir de la nada, sacaste fuerzas para dedicarle unos pocos minutos más, concentrarte y seguir estudiando.

 

Posted in Reflexiones and tagged , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>