Nace Opositores en Marcha

Hablemos de cambio, hablemos de propuestas… ¿se puede cambiar nuestro sistema de oposición?

A raíz de la repercusión que ha tenido el vídeo, han sido muchos los que me han contactado a través de las redes sociales. La gran mayoría (por no decir todos) son mensajes de apoyo, escritos desde el respeto y desde el conocimiento, otros son críticas constructivas fundamentadas y que tomaré en consideración.

Está siendo muy enriquecedor porque gracias a las redes sociales no sólo estoy recibiendo sino también teniendo la posibilidad de debatir y charlar con profesionales muy involucrados que desean, como yo, un cambio en este sistema de oposición. Como resultado, de estas oposiciones “defectuosas” un grupo de facebook llamado “opositores en marcha” dio la posibilidad de reunirnos y conocernos 11 personas. Nos reunimos el pasado viernes y pudimos compartir nuestras experiencias, y lo más interesante, pensar en el futuro. Pensar en soluciones y en positivo.

A continuación escribo algunas de las propuestas que se me han ocurrido a raíz de leer y de debatir, a modo de ejemplo:

  • Evitar que, en la primera fase, los tribunales se vean obligados a suspender por no poder corregir en la segunda fase a todos los opositores.
    Propuesta: tras pasar la primera parte, con un examen objetivo (que no dé pie a ambigüedades), reordenar la lista de opositores al completo.
    De esa lista ordenada (de todos los opositores), coger a las mejores notas (tantos como puedan evaluarse en la segunda fase, bajo unas condiciones óptimas de corrección).
    Así cada cual mantiene una nota de la primera fase justa y en la reordenación en la lista de interinos, las personas sin puntos de experiencia pueden tener más posibilidades de acción.
  • No a las hojas autocopiativas. Usar métodos como los de la UNED (escaneo del documento tras realizar el examen). Asociar el examen con una plica, y mantener así el anonimato. Una vez que salgan las notas, el opositor puede acceder y visualizar su examen corregido o anotaciones del tribunal.
  • En la segunda fase de oposición, defensa de la programación, grabar a los opositores como muestra de cómo se ha realizado el examen.
    Si se reclama, el tribunal debe explicar los motivos de la nota obtenida (dar al menos un modelo tipo- castilla la mancha-, de ítems cumplidos o no).

Como he comentado, un grupo de opositores ha empezado a movilizarse. Se ha creado una página de Facebook donde se puede participar, al igual que un blog donde se irá subiendo la información relevante a este movimiento (recopilación de propuestas de los compañeros, eventos, etc). De igual modo, seguirán habiendo reuniones donde podamos conocernos y vernos, la comunicación siempre es mejor evitando los teclados de por medio.

Este movimiento ha nacido de un acontecimiento negativo, estas nefastas oposiciones, y surgió de un grupo de Facebook, que ha sido cerrado por la administradora sin previo aviso (y sin explicarnos los motivos a los miembros que formábamos parte del mismo).

Este movimiento positivo, de cambio y de unión, acaba de nacer… no tiene más de 7 días y ya está en funcionamiento. Ya hemos reunido más propuestas concretas que cualquier partido.

Ahora mismo, tal y como estamos, podemos denunciar lo que ha pasado. Difundir y exigir explicaciones. ¿Cómo se permite llevar a cabo unas oposiciones con estas condiciones de partida? (plazos de corrección alocados, malas condiciones en los exámenes, criterios de calificación arbitrarios por tribunales, etc etc).

Proponer un cambio es difícil porque tenemos que llegar a acuerdos y somos demasiados, pero NO es imposible. Estamos en el camino y llevará tiempo, lo sabemos. Con nuestros recursos y con la ayuda y dedicación de todos los interesados, aprovecharemos el momento. Porque AHORA es el momento.

Nuestro fuerte es programar unidades didácticas y coordinarnos, entre profesores, para intervenir en nuestras aulas… ahora nos vemos programando una propuesta de cambio y coordinando opositores, porque NO PODEMOS MÁS. Porque es injusto, no es transparente…

Porque queremos un sistema JUSTO, CLARO y TRANSPARENTE de oposición a maestros.

¿Te unes a este movimiento?

Facebook

Twitter

 

Business Colleagues Together Teamwork Working Office

 

 

Así son las oposiciones a maestros…

Después de reflexionarlo mucho, he decidido mantener el vídeo público. No sé aún si es un acto de valentía o de idiotez, quizás el tiempo me lo diga. Lo que tengo claro es que lo hice desde la rabia de dentro… De las entrañas.

No sólo fue por haber sacado una nota u otra, es por la impotencia de saber que no está en mis manos, que aunque me esfuerce muchísimo, hay demasiados factores que lo pueden cambiar todo.

Que las reglas del juego permiten la trampa y la injusticia.

Si al menos ha valido para que una persona se haya sentido entendida, me doy por satisfecha. Porque no estamos locos…

Lo hice desde la resignación y la pena de verme en la determinación de tener que cambiar de país por conseguir un trabajo digno y un futuro más próspero en mi carrera laboral a corto plazo.

Siempre he pensado que los opositores son esos trabajadores silenciosos, esos padres y madres que se quedan por las noches, entre 4 paredes, estudiando. Hay de todo, pero hay muchos que organizan su vida entorno a un examen, que no funciona, que no está a la altura de los esfuerzos.

No pienso agachar la cabeza o mirar a otro lado.

Quien quiera compartir el vídeo a título personal es libre de hacerlo.

Porque si nosotros, los primeros afectados, no nos movemos ¿quién lo va a hacer?

Un saludo compañeros

Si mi vida no me gusta y no cambia…

Esta mañana recordé una conversación que tuve el verano pasado. Estaba en la piscina con una amiga también opositora, estabamos nerviosas porque aún no conocíamos los resultados de la oposición a la que nos habíamos presentado la semana anterior. Ella me preguntó qué haría después, cuáles serían mis próximos objetivos. Esto fue lo que conteste:

” Lo único que tengo claro es que si mi vida no me gusta y no cambia… la haré cambiar”.

Estas palabras sonaron de nuevo en mi cabeza esta mañana mientras me duchaba, llegando de imprevisto, sin esperarlo. Me estaba arreglando para ir a la biblioteca de Londres desde donde escribo.
A veces me sorprende el efecto de nuestros pensamientos.

IMG_20170515_103451

Aprendiendo inglés. Mi recorrido

Después de 2 meses y medio viviendo en Londres, quería pararme un momento para reflexionar sobre mis pequeños avances con el idioma. Un objetivo tan amplio como este tiene que verse con paciencia. Creo que puede ser interesante ver en qué puntos estoy avanzando, qué estoy haciendo para conseguirlo, cuáles están siendo mis grandes monstruos y cuáles son mis sensaciones al respecto.

En primer lugar tengo que empezar explicando mi punto de partida.

Contexto

Desde los 8 a los 18 años estudié inglés en el colegio como asignatura obligatoria, unas 3 horas semanales (si no recuerdo mal). Mis resultados académicos eran mediocres, a duras penas aprobaba. En 2º de bachillerato recuerdo que me pusieron un 5 (cuando me correspondía un 4) para poder hacer selectividad. En selectividad de hecho saqué un 4.

Siempre me ha gustado sacar buenas notas en clase, por lo que  esto no lo llevaba muy bien. Pero, sinceramente, tenía hastío por esta asignatura. Siempre nos enseñaban lo mismo (gramática). No usabamos de manera práctica el idioma. Seguíamos un libro y el único inglés que escuchábamos era el que nos ponía el profesor a través de un casete. Cuando intentaba pronunciar mejor los compañeros se reían, así que llegó un punto en el que ni me esforzaba. Resumen: desmotivación y una pésima autoestima.

Por otra parte, en el instituto me pasó algo parecido con la gramática y sintaxis de la Lengua castellana. Hasta que tuve una profesora, Trinidad. Ella me sacaba a la pizarra para realizar análisis sintácticos, ¡cosa que se me daba fatal! Así que roja como un tomate, un día le dije:

– “No me saques a la pizarra que no se me da bien”.

– “Pues ahora vas a salir todos los días hasta que eso cambie”.

Y eso pasó. Al principio lo llevé fatal.  Me sentó como un tiro… Pero se lo agradezco infinitamente. No sólo empecé a destacar en esa asignatura, sino que cambio mi manera de ver la gramática, mi gusto por la lectura y mi autoestima (superar un gran reto, aunque sea de una manera impuesta,  es un todo un logro). También influyó mi trayectoria académica ya que luego realicé el bachillerato de letras y ¡sorpresa! Despunté en Latín y en Griego. Me fascinaba traducir textos, analizar palabras, escribir en otro idioma, entender manuscritos antiguos. Cuando usaba el diccionario me sentía como si descifrara jeroglíficos. Mi nota de selectividad fueron un 8 y un 7,5*.

*Hay que decir que 2 puntos del examen los perdí al dejarlos en blanco. Era  el apartado de “historia”. Las partes memorísticas de las asignaturas siempre me ha costado (datos, fechas…).

Viendo estos resultados cuesta entender por qué no retomé el inglés en todos estos años. Bueno, pues sí lo hice y en más de una ocasión… nunca acudiendo a una academia. Por ejemplo, estudie a distancia y me presenté a un examen de Cambridge (para el first, que saqué un 3/10, el speaking fue “un poco” de verguencita ajena).

Cuesta muchísimo desvincularse de tus emociones cuando quieres aprender. Cada vez que me enfrentaba al inglés, en cualquiera de sus formas, me sentía diminuta.

20 Enero 2017. Primera semana en Londres

Continue reading

Ciudadana de ninguna parte

[traducción del texto que he escrito en: https://magisterincrisis.wordpress.com/2017/03/29/finding-my-way/ ]

 

Todo el mundo está hablando sobre el Brexit. ¿Cuál es mi opinión al respecto? ¿Cómo me está afectando? Para responder tengo que echar la vista atrás, mirar en mi pasado.

¿De dónde eres? A lo largo de tu vida preguntas y respondes esta cuestión un montón de veces. Para mí, esta pregunta era más difícil de lo que parece. Sinceramente esto dejó de ser así a los 18, cuando tenía una respuesta más sólida. ¿Por qué era difícil para mí? Porque durante muchos años no me sentí de ninguna parte.

Durante muchos años no me sentí de ninguna parte.

El motivo de esto, quizás sea algo largo… Nací en los Países Bajos. Mi abuelo fue uno de los tantos que emigró en los años 60 por la crisis económica de España. Toda mi familia paterna vive allí desde entonces. Mis padres son andaluces así que cuando nací decidieron darme la nacionalidad española (ya que en ese momento no estaba permitido en Holanda tener doble nacionalidad).

Un día después de mi sexto cumpleaños volvimos a España. Cuando los profesores me preguntaban sobre mi nacionalidad, yo no sabía qué decir. Muchas personas no entendían que no fuera holandesa cuando había pasado toda mi vida hasta entonces en Holanda. Por otra parte, me pasa algo extraño cuando estoy en una conversación distendida, ¡a veces tengo acento andaluz! De locos. Supongo que mi cabeza de algún modo ha integrado este acento de haberlo escuchado a mis padres. Después de ir varias veces a Andalucía, tengo que reconocer que hay algo de ella que me atrae.

Cuando era pequeña, recuerdo que me encantaba los días nublados y lluviosos porque me daban nostalgia. Este tipo de días me hacían transportarme a los Países Bajos y a veces me venía algún recuerdo de la infancia.

Mi padre me ha dicho mil veces que si has sido emigrante alguna vez, siempre echas de menos algún lugar. Con decirte que sólo llevo un par de meses en Londres y sé con seguridad que lo echaré de menos cuando me marche.

En los medios de comunicación españoles están hablando mucho sobre el Brexit: consecuencias y posibles problemas que pueden suceder en el futuro. Creo fervientemente que los políticos españoles son los menos indicados para hablar sobre el tema. Ellos han estado aprobando un montón de medidas que han conllevado que infinidad de compatriotas hayan dejado el país. Ellos no son los más cualificados para opinar sobre política nacional o internacional, ¿no?

Mi país, el mismo que me ha hecho dejarlo para buscar un futuro mejor, quiere hablar sobre políticas de migración, ¿de verdad? Y mientras, viviendo en Londres, pienso en qué medida puede afectarme el Brexit. A veces me siento ciudadana de ninguna parte.

Y mientras todas estas cosas están pasando, tú tienes que hacer tu camino. Al final, tienes que mirar por tus propios intereses. Así como hacen los gobiernos europeos… aunque en muchas ocasiones estos intereses no sean los mismos que los de sus ciudadanos.

Oposición como instrumento de presión

Y al terminar de subir esta entrada en mi blog me entero de que en Madrid quieren convocar oposición…¡para este junio! De locos.
Después de marearnos, de forzar a que las comunidades cancelen las convocatorias prometidas por falta de tiempo para llevarlas a cabo. Después de emplear la oposición como instrumento de presión para aprobar los presupuestos del estado.
Después de rechazar la idea del consejero de educación de Asturias de poner un decreto para desvincular la oposición de los presupuestos… Y después de llevar a cabo esta misma idea 2 semanas más tarde (cuando Asturias ya ha dicho que no convoca porque el hacerlo ahora es precipitado y una falta de respeto hacia los opositores). Van los del gobierno, el partido PP, y se ponen la medalla. Salen en los medios haciendo propaganda de que se preocupan por la educación de nuestro país y que van a convocar oposición para este Junio. Omitiendo, claro está, todo lo anterior y las condiciones de la susodicha convocatoria (efecto llamada de todas las comunidades que no convocan y que irán a Madrid).

Sobre las oposiciones de maestros 2017 y la desvalorización de la educación

He escrito los subtítulos en inglés de este video para practicar. Alejandra Ravelli nos cuenta su visión sobre lo que está pasando con las oposiciones a maestros este año. Creo que describe a la perfección lo que está sucediendo.

Para tener más información de última hora puedes mirar aquí:
información oposición maestros

Espero que te resulte interesante.

post here

Pautas para hacer los mejores agrupamientos en el aula #CooperaMooc

¿Qué pautas te daría para hacer los mejores agrupamientos en el aula?
En primer lugar hay que hacer una prueba de nivel de cada asignatura. Analizamos en profundidad los resultados y tomaría las siguientes decisiones:

  • Realizar grupos de 4 con aquellos alumnos que hayan obtenido un resultado favorable (que pueden llegar sin dificultad a los contenidos a tratar).
  • Separados por sexos, como no podía ser de otro modo. Y en el caso de que hubieran alumnos con nivel cultural/económico/social muy desfavorable, los separaría del resto formando otro grupo (así se sienten más integrados… más unidos entre ellos).
  • Los alumnos que tengan dificultades, los pondría de manera individual y delante de la clase (para que el maestro pueda tutorizarlos en cualquier momento).
  • Los alumnos “medios” serán colocados por parejas (para que se puedan ayudar y puedan alcanzar a los alumnos destacables, si acaso eso es posible).
  • Cuando un alumno tenga una mala conducta, se le mandará al final de la clase, quitándole el privilegio de relacionarse con los demás. Si eso no funciona, se le expulsará de la clase (arreglando así el problema).

Un consejo que te doy para asegurar un buen clima en el aula, es colocar al alumnado de manera individual. No es un agrupamiento como tal, de hecho están separados… ¡Pero te aseguro que es como mejor se imparte una clase! Te evitas que se pongan a hablar, y así seguro que te hacen caso.

Esta es mi respuesta a la actividad “algunos consejos ‘poco aconsejables’ que nos ayuden a crear los peores agrupamientos posibles!!!! 

Estas son las pautas que te daría…. si fueras mi peor enemigo ;P