Comentario de la película “Cada niño es especial”

Retomo este blog que guardo con especial cariño (tras varios cambios de look) compartiendo con vosotros la siguiente película: Cada niño es especial / Taare Zameen Par. Un largometraje de 2horas 40 minutos que solo está disponible en versión original subtitulada al español. Os la recomiendo porque es una historia muy interesante que os permitirá ver las dificultades de aprendizaje desde la perspectiva del que la padece.

Comentario sobre los efectos que tienen la familia, la escuela, los compañeros y los maestros/educadores en los niños con dificultades de aprendizaje; y qué podemos hacer nosotros como Profesores en Casa, para moderar los efectos de estos agentes.

La película refleja claramente las repercusiones que tiene el entorno en el niño con dificultades de aprendizaje. Es un ejemplo de cómo la familia y la escuela pueden condicionar, incluso determinar el desarrollo del alumno. Los padres del protagonista, al desconocer el problema real de su hijo, interpretaban erróneamente los resultados y confundían los problemas de aprendizaje con “rebeldía”. Esta reacción es habitual en estos casos y puede resultar muy frustrante tanto para la familia como para el alumno.

Los profesores en casa pueden reaccionar ante este tipo de situaciones, tal y como lo hace el maestro de arte de manera ejemplar. Ver a tiempo la dificultad que presenta el niño es esencial para poner solución: dar herramientas tanto para el alumno como para los padres. Estos remedios son tanto didácticos (cómo aprender) como psicológicos (cómo valorarse). Este punto es clave ya que los niños con dificultades suelen tener una imagen muy distorsionada y negativa de sí mismos debido a la cantidad de mensajes negativos que han recibido en su vida. El alumno tiene que recuperar la ilusión por aprender, por mejorar, y esto nunca se cumplirá si se siente inútil o está triste. Como dice el maestro de arte, tenemos que tener mucho cuidado con la pretensión de que el niño esté a la altura de los demás, ya que a veces se nos puede olvidar apreciar sus habilidades y entender las dificultades que presenta ante los problemas. El fin nunca debe justificar los medios, los padres por miedo a que sus hijos no sean capaces de valerse por sí mismos, no deben forzar la situación, sino deben dar espacio a que el desarrollo se produzca a su propio ritmo.

Los maestros en casa moderan los efectos de estos agentes, ya que pueden observar el comportamiento que está teniendo la familia con el alumno con dificultades, la metodología que aplica el maestro en el aula y la integración que tiene con el resto de sus compañeros. Esto se logra con la implicación del profesor que tiene que ser capaz de conectar con el alumno, hacer ver a los padres la mejor manera de afrontar el problema y ganarse la confianza del maestro de la escuela.

Posted in Pedagogía, Reflexiones and tagged , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>