El que no vale puede valer

Reivindico el derecho a soñar, a imaginar nuestro futuro conforme a nuestras capacidades y preferencias.
¡Todos tenemos un lugar en este mundo!
No quiero que me quiten las alas, y si llegara el caso, no hay problema. ¡Llevo otras de repuesto!
Confío en que siempre podemos mejorar, partiendo siempre de lo que sabemos. Pensando en un futuro NO frustrante e inalcanzable, NO pensando en lo mucho que desconocemos, sino en lo mucho que podemos llegar a aprender.
A medida que avanzamos nos daremos cuenta lo mucho que nos queda por descubrir, pero esto no debería entristecernos.
No supe que podría escribir hasta que tuve un lugar donde hacerlo.
Ofrezcamos un espacio donde desarrollar nuestro ingenio.

Posted in Pedagogía, Reflexiones and tagged .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>