Dando vida a una profesión

Cuando pierdes el miedo y actúas con decisión, nada te puede parar... todo es dejarse llevar, todo es disfrutar. Atrás hubo manchas y más de un borrón, pero con el tiempo gané en precisión. A base de dedicación, un hobby se ha vuelto profesión.
Cuando todo es fluir, la naturaleza se deja lucir, y la tinta en su máxima expresión en el papel se deja fundir.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Recurso “Calendario de lectura”

Nombre del juego: Calendario de lectura.
Edad (recomendada): Cualquiera.
Tipo de juego: Fomento a la lectura.Calendario lectura. febrero

Este recurso consiste en llevar la cuenta de las sesiones de lectura que realiza el alumno. Muchas veces las bajas calificaciones en áreas como lengua y ciencias sociales se deben precisamente a una falta de costumbre de lectura y escritura. Incluso en el área de matemáticas podemos ver esta carencia (cuando el alumno no entiende los enunciados o los problemas). Si el alumno lee todos los días media hora, veremos pronto un avance significativo en todas las asignaturas.

Os adjunto el calendario que he hecho para este mes, siempre escojo un dibujo que sé que le va a gustar (me contó que le encantaba Frozen) y le añado un par de citas sobre lectura (aunque sean para adultos, me gusta debatir con ellos sobre su significado). Podéis encontrar aquí más citas

http://www.proverbia.net/citastema.asp?tematica=155

http://laslecturasdemrdavidmore.blogspot.com.es/2013/04/cincuenta-frases-celebres-sobre-la.html#.VOCPQ7v6zeQ

¿Cómo empleamos este calendario?

Preguntaremos a los padres a qué hora se tiene que ir a dormir el alumno, el tiempo de lectura debería ser la media hora anterior. En este caso se acuesta a las 9:30, así que su momento de lectura sería de 9:00 a 9:30. Todos los días sin falta el alumno tiene que sacar media horita para esta actividad.

Para escoger el libro yo hice lo siguiente: en mitad de una clase particular le dije “quiero que ahora te concentres mucho para el siguiente ejercicio. Necesito que no pienses nada, ¿ya?”, a lo que me dijo ella “no, ahora estoy pensando en algo” (nunca falla). En cuanto dijo que estaba lista le dije “ahora necesito que en tan solo un minuto, ¡un minuto! Vayas hacia tu habitación corriendo y cojas el libro que más te gustaría leer. Muy importante: no vale coger un libro que ya hayas leído, ¿vale?".
Seguidamente fue corriendo a la habitación, muy ilusionada cogió un libro y vino. Le pregunté si lo había cogido porque era el más pequeño. Me dijo que era un regalo de una amiga. “¿Y no te lo has leído? ¡¡¡Vaya amiga eres!!!” Con la tontería miró el libro de otra forma y empezó a leerlo.

Una vez que ya ha escogido el libro, leemos el primer capítulo entre los dos. Si vemos que se traba mucho, le decimos que cuando no sepa decir una palabra que espere un momento y luego lo diga (ya que es muy molesto escuchar a alguien que se equivoca constantemente, perdemos el hilo de la historia). Nosotros podemos leer algún párrafo para que luego lo repita el alumno (la primera ocasión no seguirá la lectura cuando lo leemos nosotros, pero luego, cuando sepa que luego va a leerlo él, se fijará en el texto). La mejora es increíble después de escucharnos a nosotros. Poco a poco este paso ya no será necesario. Pero es importante que lo hagamos al principio, para que se sienta respaldado.

Cada vez que lea media hora, apuntaremos en el calendario un “+1”, y cada día que no lea un “-1”. Le diremos que cuando consiga 10 puntos tendrá un detallito, y así le motivaremos a seguir. Para comprobar que cumple lo mandado podemos decir que lea en alto o con la compañía de sus padres, y preguntar al día siguiente de qué ha ido lo leído.

Aquí os adjunto una plantilla para realizar calendarios personalizados (para abrirlo es necesario tener Libreoffice, un programa gratuito de edición de textos que os recomiendo) y un ejemplo de calendario

La intención es crear una costumbre, así que aunque al principio será motivado con “premios” y poco a poco irán más espaciados. Mi planning de detallitos es el siguiente:

10 puntos: Marca páginas monstruoso

marcapagina monstruoso

25 puntos: marca páginas animalitos
marcapagina animalitos

40 puntos: portalibros

Para colocar sus libros/cuadernos favoritos

portalibros

60 puntos: Taller de marcapáginas.

marcapagina zorroEn la clase podemos enseñarle a cómo fabricar sus propios marcapáginas para regalar.

 

Otros regalos chulos pueden ser: una pluma, un estuche, un diario,... Otros portalibros muy chulos para crear una biblioteca en casa.

¡Espero que os guste!

Recurso “Cuéntame esta historia”

Nombre del juego: Cuéntame esta historia.
Edad (recomendada): Cualquiera.
Tipo de juego: Fomento a la lecturaIMG_20150215_005230.

Este juego consiste en contar una historia con el vocabulario que tenemos en las cartas. Para ello, colocamos todas ellas en un montón, y las vamos levantando una por una. El alumno tendrá que narrar una historia empleando la palabra correspondiente. Si lo hace de manera forzada, sin mantener el hilo narrativo y de manera incoherente, la ponemos de nuevo en el montón. Si integra la palabra de una manera óptima, la apartamos en otro montón, y levantamos la siguiente tarjeta.

Aspectos a valorar:

Vocabulario: ¿repite mucho las palabras? Podemos ayudarle aportándole sinónimos, pero si es necesario podemos jugar con un diccionario de sinónimos a mano. Este aspecto, como los demás, se mejora de manera sustancial leyendo a diario.

Coherencia: ¿las frases tienen relación unas con otras? La historia tiene que tener un sentido completo, debe mantener el ritmo narrativo, empleando nexos, descripciones, cuando sea necesario. Para trabajar este punto es importante que el alumno redactar de manera habitual y que perfeccione su capacidad de síntesis. De manera oral y/o escrita, puede resumir un texto leído, lo que le ha pasado en el colegio, la película que vio en el cine,...

Creatividad: ¿cuenta la típica historia? Es muy importante motivarle a que salga de su zona de confort, y que no recurra a respuestas tópicas que puede usar por inercia. Es decir, hacerle perder el miedo al fracaso y fomentar el espíritu innovador. Podemos hacerlo realizándole preguntas inesperadas, no conformándonos con la primera propuesta (si no aporta alguna diferencia),etc. Es muy necesario que el profesor no juzgue las aportaciones del alumno, para que se sienta cómodo a dar su punto de vista.

Para mejorar la actividad

  • Grabar en audio la narración del alumno. Así puede autoevaluarse, reconocer qué aspectos tendría que mejorar, por qué,...
  • Protagonizar la historia: que una de las cartas aparezca el alumno. Al verse dentro del juego, se va a implicar más, fomenta la imaginación y también se va a divertir más.
  • Entregando cartas en blanco para que el alumno realice su propio juego. Después de la primera sesión con la baraja que os adjunto (de temática de fantasía porque es su favorita), le entregaré al alumno una baraja en blanco para que la complete para la siguiente clase.
  • Redactar la historia: trabajando así todos los aspectos anteriormente expuestos. Podemos facilitarle la tarea realizando la grabación de audio. Además podemos trabajar otros factores como la ortografía y caligrafía.

¡Espero que os guste!

 

Plantilla Cuéntame esta Historia

More Info

Cuéntame esta Historia

More Info

Grandes Profes 2015

En esta ocasión quería compartir con vosotr@s una gran experiencia que viví el pasado 17 de enero. Acudí al evento “Grandes Profes”. Para mí fue tanto un recordatorio de las cosas que me apasionan del mundo de la enseñanza como un descubrimiento de personas con gran valor para la sociedad.

Es bastante largo, pero merece la pena verlo. (pincha en la imagen)

Captura de pantalla de 2015-01-22 19:52:07

Escuchando a los ponentes me sentí dentro de esa comunidad. Aunque aún no esté ejerciendo, he vivido “momentos educativos” trabajando temporalmente y como alumna de manera más continuada. Pero al no formar parte de mi rutina personal puede que mi visión ante esta profesión esté idealizada… eso pensé. Quizás esté enfrascada en momentos excepcionales e inolvidables de mi recuerdo y no tenga una mirada realista.

Sin embargo cuando vi a tantísimos maestros en esas butacas, prestando toda su atención, con ese brillo especial en los ojos cuando escuchaban el valor de lo que hacen y de lo que pueden llegar a hacer, gané fuerzas para seguir luchando por mi sueño. Me ilusionó ver que eso no se pierde aunque los años pasen y el trabajo se vuelva tedioso o desesperanzador en ocasiones.

Siempre me ha gustado ir a conferencias que hablen sobre pedagogía, pero no es que abunden precisamente (al menos en mi entorno, al menos que yo sepa). Siempre me digo “si no aprendo algo de lo que me dicen, aprendo algo de cómo lo hacen”, ya sea para bien o para mal. En el caso de Grandes Profes resumiré en unas palabras lo que me pareció cada ponente (de los destacados en el evento):

Elsa Punset, una mujer que transmite cercanía. La suavidad de sus palabras chocan con la profundidad y fuerza de las mismas. Gran conocedora del funcionamiento de nuestro ser emocional. Dijo algo clave, “las emociones no son buenas ni malas, son positivas o paralizantes…” una lección que contradice muchas teorías anticuadas y percepciones arraigadas.

Mario Alonso Puig, líder indiscutible con don de oratoria. Promotor de buenas energías, directo y contundente. Habló sobre cómo nuestro pensamiento puede alterar nuestra percepción y a su vez nuestro comportamiento. “Somos quienes queramos ser” es su lema y su término “reinventarnos”.

Fue un placer verle en directo, llevaba años siguiéndole a través de sus libros y sus múltiples charlas publicadas por la red.

Gasolina que despierta a cualquier alma dormida.

Maria Garaña, presidenta de Microsoft, compartió recursos interesantes. Desde que conozco el Software libre estoy realmente desencantada con esta empresa y sus productos. Tengo poco más que añadir…

Roberto Brasero, ¡con él el tiempo pasó volando! Orador excepcional y un gran profesional. Una sorpresa ver esta otra faceta suya de consejero y transmisor de conocimiento. Grandes lecciones dejó a su paso, y es verdad lo que dice “no nos acordamos de cómo nos explicaban el tema, nos acordamos de la pasión que tenía el maestro al hacerlo”. Porque nosotros más que transmisores de conocimientos, somos transmisores de pasiones y valores.

Y por último, y no menos importante, Xavier Valbuena, profesor y conquistador de las frías nieves. Luchador empedernido que nos dio una gran lección, los límites están donde nosotros los marcamos.

 

 

 

Recurso “Lluvia de preguntas” o “Lluvia de emociones”

Nombre del juego: Lluvia de preguntas
Edad* (recomendado): 6-10 años.
Tipo de juego: presentación/iniciación.
*Dependiendo de la madurez del niño/a se puede hacer con más mayores.

Esta actividad es más adecuada para una clase particular (en la primera sesión). También se puede realizar en el colegio, pero los alumnos lo realizarían por parejas.

Hacer una lluvia de ideas es un recurso muy utilizado tanto en el campo de la enseñanza como en el laboral. He adaptado esta actividad para que fuera de “presentación” de la siguiente manera:lluvia de preguntas

Realizamos en una cartulina o cartón una nube grande. En el centro pegaremos un sobre donde guardaremos las gotas. Para hacerlas es muy fácil: doblamos un folio por la mitad 3 veces y recortamos en forma de gota. Así tantas veces queramos. Podemos usar folios de distintos colores según la temática que vayamos a tratar.

El juego consiste en que el alumno escribirá en un lado de la gota una pregunta que le quiera hacer al maestro y se la entregará, en el reverso el maestro tendrá que contestar. Según cómo haya sido la pregunta, el maestro tendrá que hacer la siguiente (si le pregunta sobre música, el profesor preguntará sobre sus gustos). Como he mencionado antes, podemos hacerlo en folios de colores y podemos hacer diferencias temáticas del tipo: amistades, gustos,… Cada uno se quedará con las gotas que tengan las respuestas del otro.

La nube la podemos colocar en un corcho y al terminar podemos colocar las gotitas en el sobre (como recuerdo). Con esta actividad podremos conocer un poco más al alumno, sus inquietudes y preocupaciones.


Otra manera de emplear este mismo recurso y que puede ser muy interesante sería para tratar los “malos pensamientos”.

Tipo de juego: emocional.

Diríamos al alumno que la nube es nuestra mente, y cada gota es un pensamiento que tenemos cuando nos pasa… (aquello que detesta y le hace descontrolar, llorar, gritar, etc). ¿Y qué pasa cuando una nube está muy llena de agua? ¡Qué revienta! por lo que todas las gotas caen en forma de lluvia.

Una tormenta sería cuando no controlamos los malos pensamientos y salen todos de golpe (caen las gotas con fuerza, puede hacer daño a los demás, …) y una lluvia tranquila sería cuando respetamos esos pensamientos y los expresamos con calma.

La mecánica sería la siguiente: el alumno escribe en un lado de la gota el pensamiento que tiene y en el otro cómo reacciona. La cuestión es debatir sobre ese pensamiento y si su reacción es razonable.

Es otra forma de enseñar cómo gestionar los sentimientos y los pensamientos de una forma original y entretenida.

Lo ideal es jugarlo cuando el niño haya reaccionado mal recientemente, así tenemos un ejemplo cercano al que referirnos. Pero también podemos realizarlo en cualquier sesión para educar en las emociones.

 

 

Cómo se hace… una tira cómica

PASO 0 “Una idea para dibujar”

En las tiras cómicas no vale dibujar cualquier cosa: tiene que ser un mensaje corto y gracioso. Lo habitual es usar 3 viñetas, aunque pueden contener alguna más o ¡incluso menos! Lo más importante es poner justo lo necesario: ni más ni menos. Si ponemos más palabras de las debidas, se hace demasiado evidente el chiste o estamos saturando al lector de información repetida (si pongo un cartel de fondo con “urgencias”, no hace falta que los personajes hagan mención al lugar donde se encuentran y el lector lo descubre sin esfuerzo). También hay que tener cuidado con ser tan escuetos que nos quedemos cortos y no digamos/dibujemos algo que es importante.

Mi consejo: antes de empezar a dibujar la tira en detalle, enseñar el guión con un history board muy esquemático a otra persona. Es como cuando haces un retrato y tienes la vista tan acostumbrada a tu obra que no sabes sacar las diferencias (que tienes que dejar a otro espectador, o pasar unos días para poder contrastar con la foto original). En este caso como es 100% original y no hay un modelo, hace falta una opinión de un tercero (al menos las primeras veces) para saber si nuestro mensaje se entiende, se hace evidente, hace gracia,… Si queréis puedo asesoraros por mail ^.^

PASO 1 “Pruebas de dibujo”

Para calentar motores suelo empezar haciendo unas pruebas, sobretodo cuando tengo que dibujar a alguien que debe reconocerse (véase en las tiras de Kaleidos). También para tener una referencia de los personajes o de las posturas de los mismos.

Soporte: papel reciclado, folios, o papel de esbozo guarro A4
Instrumento de dibujo: lápiz 2HB o bicolor, edding

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

PASO 2 “Boceto tira”

Con el guión ya pensado, y con una idea del diseño de las tiras, paso a dibujar un boceto más detallado. Aquí es cuando veo si el texto entra en la viñeta (quizás tengo que reducirlo), veo la colocación de los personajes, sus gestos y expresiones. Como veis, en el caso de la tira de Urgencias, la expresión del chico en la tercera viñeta es distinta a la de la viñeta definitiva (sobre la marcha podemos ir perfeccionando). En realidad hasta que no empiezas a ver a los personajes, no sabes muy bien si queda mejor una u otra expresión (al menos a mí me pasa). Por eso muchas veces digo que la tira se va haciendo sobre la marcha, yo solo me limito a trazar lo que ella me va pidiendo (sí, me refiero a ella como algo vivo jeje).

Soporte: papel de esbozo guarro A4
Instrumento de dibujo: lápiz 2HB o bicolor, edding

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

PASO 3 “Tira definitiva”

Gracias a la mesa de luz, o una ventana, calco el boceto en papel para dibujo lineal-técnico A4 con lápiz (muy flojo para poder borrar con facilidad) y entinto con muuucho cuidado (y con todo detalle). Luego escaneo usando “Simple Scan” (programa que viene por defecto en Ubuntu), guardando el archivo en png, en resolución (de al menos 300ppp). En GIMP limpio la imagen (en el caso que tenga manchas) y resalto los blancos y negros (Colores/Niveles/ selecciono el gotero negro y pincho en la línea del dibujo, luego hago lo mismo con el gotero blanco y pincho el fondo).

Soporte: papel para dibujo lineal-técnico A4
Instrumento de dibujo: lápiz 2H, plumilla o pen brush faber castell, mesa de luz, simple scan, GIMP

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

PASO 4 “A todo color” (usando GIMP)

Teniendo la imagen en una capa (llamada “dibujo” y asegurada, para no modificarla sin querer), abro dos capas más: “color” y “sombra”. Las tres capas están en modo “Multiplicar” (es decir, lo que se hace en una capa se ven en las restantes, aunque siguen siendo independientes). En la capa “sombras” aplico los mismos colores que en la capa “color” pero solo en las zonas sombreadas.

Quedaría por poner la marca de agua con mi firma/web (en otra capa)

Soporte: archivo png/jpg
Instrumento de dibujo: GIMP, tablet wacom intuos 5

Guardo varios archivos de imagen una vez acabo: una para imprimir (en la mayor resolución posible) y otra en 72ppp (para web, que pese 1,5MB aprox).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para terminar…

Estos son los instrumentos que uso:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

La inversión inicial sí es algo cara (más lo sería si no diera el color digitalmente), sobretodo por la tableta gráfica y la mesa de luz… aunque luego las explotas muchísimo! (y hay alternativas más económicas). La plumilla y tinta es también más caro que otros rotuladores/ pen brush, pero hay que reconocer que una vez que haces esa inversión inicial, tienes para dibujar hasta que te hartes (hasta que gastas un tintero ya te puedes hartar). Aprovecho para hablar un poco sobre este instrumento, la plumilla al principio es bastante difícil de usar, cuando menos te lo esperas ¡goterón a la vista! Si tienes costumbre de escribir con pluma (como es mi caso), cogerás el truco en menos tiempo. Si tuviera que escoger entre la plumilla y el pen brush (por ejemplo de faber castell, un rotulador con punta de pincel) me quedo con la plumilla: la vida que le da a cada trazo es indescriptible y personalmente tiene muchas más opciones que un rotulador (aunque éste sea infinitamente más cómodo de usar). Todo es probarlo y quedarse con lo que uno esté más contento.

Para despedirme os comparto la última tira que he hecho, desde su nacimiento hasta su madurez más absoluta xD

¡Espero que os haya gustado! ^ ^ ¡Y ya sabéis! Cualquier duda o sugerencia, contádme ;)

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Recurso “La silla del tiempo perfecto”

Os quiero compartir en esta ocasión un recurso que se me ocurrió para hacer en una sesión de presentación y romper el hielo en la primera clase particular. Os adjunto el pdf listo para imprimir.


 

Nombre del juego: La silla del tiempo perfecto.
Edad* (recomendado): 6-10 años.
Tipo de juego: presentación/iniciación.
*Dependiendo de la madurez del niño/a se puede hacer con más mayores.

Se le entrega al alumno/a una ficha a rellenar, en ella tiene que poner los datos que se detallan:
ficha A[A modo de ejemplo, le enseño una ficha en la que aparecen mis datos.]

A continuación le presento un experimento que solo es apto para personas con imaginación. Es “la silla del tiempo perfecto”. Para meternos en contexto enseñaremos las anotaciones del inventor que hemos encontrado en su laboratorio.

anotaciones inventor

Con esta silla viajaremos nada más que 10 años ideales (el futuro ideal) por lo que el niño/a tendría X años, y yo 36. Para viajar en el tiempo es necesario ponerse el casco temporal (un sombrero hecho con papel, que podemos fabricar nosotros mismos), cerrar los ojos muy fuerte y darle 4 vueltas a la silla (ni más ni menos). Ahora que hemos dado este salto temporal, podremos rellenar la siguiente ficha:

ficha B
Además en ambas fichas se tendrá que dibujar (en el reverso). De tal modo podemos ver qué imagen tiene de sí mismo en el punto actual, y cómo se ve en un futuro ideal (es optimista, es negativo,…). Cada respuesta que dé, se le preguntará para que lo explique. Para que no se siente intimidado, ya que es la primera clase y aún no me conoce, yo realizaré también la actividad (diciendo que en 10 años ideales, seré mamá, seré maestra como ahora porque es lo que me gusta hacer,etc).

Una vez que nos hemos cansado de estar en el futuro, porque también hay que dejar algunos interrogantes para que el día de mañana nos podamos sorprender, nos montaremos en la silla temporal y viajaremos al pasado ideal (para ello tendremos que girar en el sentido contrario 5 veces). Este viaje es aún más especial que el anterior, porque la silla es muy caprichosa, y nos envía a un momento que hemos vivido y que tenemos en el recuerdo con mucho cariño. En mi caso, una práctica que tuve de monitora en la que descubrí mi vocación por la enseñanza. El alumno/a tendrá que rellenar la tercera ficha:

ficha C

Para acabar la sesión, tenemos que volver al presente. Para ello hay que volver a la silla del tiempo perfecto, y damos 3 vueltas con los ojos bien cerrados. Como esto de viajar en el tiempo es agotador, realizaremos una “sesión de conexión con el ahora”. ¿Y cómo se consigue eso? Escuchando tu música favorita. Primero mi canción favorita, y le contaré al alumno/a por qué lo es (la letra, la melodía, me recuerda a …) y luego le tocará al alumno/a.

Si sobra tiempo hasta finalizar la clase, puedo completarla jugando. Como he comentado al principio, esta es una sesión de presentación, por lo que no tiene sentido realizar actividades del colegio. Es una manera divertida de conocer al niño/a, no solo sus gustos sino también sus aspiraciones, la imagen que tiene de sí mismo, sus miedos,… Toda esta información es muy importante para afrontar de un modo u otro las futuras clases.

 


 

Si te gusta la actividad y quieres usarla con tus peques, aquí tienes el pdf

Para realizarla solo hace faltan dos cosas: ganas y poca vergüenza (esa mejor dejarla en casa ^.^).

¡Espero que os guste! Y ya sabéis, cualquier cambio/sugerencia u opinión será bien recibida!

Comentario de la película “Cada niño es especial”

Retomo este blog que guardo con especial cariño (tras varios cambios de look) compartiendo con vosotros la siguiente película: Cada niño es especial / Taare Zameen Par. Un largometraje de 2horas 40 minutos que solo está disponible en versión original subtitulada al español. Os la recomiendo porque es una historia muy interesante que os permitirá ver las dificultades de aprendizaje desde la perspectiva del que la padece.

Comentario sobre los efectos que tienen la familia, la escuela, los compañeros y los maestros/educadores en los niños con dificultades de aprendizaje; y qué podemos hacer nosotros como Profesores en Casa, para moderar los efectos de estos agentes.

La película refleja claramente las repercusiones que tiene el entorno en el niño con dificultades de aprendizaje. Es un ejemplo de cómo la familia y la escuela pueden condicionar, incluso determinar el desarrollo del alumno. Los padres del protagonista, al desconocer el problema real de su hijo, interpretaban erróneamente los resultados y confundían los problemas de aprendizaje con “rebeldía”. Esta reacción es habitual en estos casos y puede resultar muy frustrante tanto para la familia como para el alumno.

Los profesores en casa pueden reaccionar ante este tipo de situaciones, tal y como lo hace el maestro de arte de manera ejemplar. Ver a tiempo la dificultad que presenta el niño es esencial para poner solución: dar herramientas tanto para el alumno como para los padres. Estos remedios son tanto didácticos (cómo aprender) como psicológicos (cómo valorarse). Este punto es clave ya que los niños con dificultades suelen tener una imagen muy distorsionada y negativa de sí mismos debido a la cantidad de mensajes negativos que han recibido en su vida. El alumno tiene que recuperar la ilusión por aprender, por mejorar, y esto nunca se cumplirá si se siente inútil o está triste. Como dice el maestro de arte, tenemos que tener mucho cuidado con la pretensión de que el niño esté a la altura de los demás, ya que a veces se nos puede olvidar apreciar sus habilidades y entender las dificultades que presenta ante los problemas. El fin nunca debe justificar los medios, los padres por miedo a que sus hijos no sean capaces de valerse por sí mismos, no deben forzar la situación, sino deben dar espacio a que el desarrollo se produzca a su propio ritmo.

Los maestros en casa moderan los efectos de estos agentes, ya que pueden observar el comportamiento que está teniendo la familia con el alumno con dificultades, la metodología que aplica el maestro en el aula y la integración que tiene con el resto de sus compañeros. Esto se logra con la implicación del profesor que tiene que ser capaz de conectar con el alumno, hacer ver a los padres la mejor manera de afrontar el problema y ganarse la confianza del maestro de la escuela.

La fábula de la sirena, la cucaracha y la enfermera

Con motivo del concurso de relatos breves celebrado en el hospital donde trabajo, se me ocurrió una pequeña fábula. Tan pequeñita era que no daba ni el mínimo para participar, y tampoco le di más vueltas para intentarlo, lo confieso. Sin más rodeos aquí la dejo:

Cuenta la leyenda que no muy lejos de aquí, en el Clínico San Carlos, se hallaba una hermosa fuente de la que ahora os hablo…

En el centro del monumento descansaba por el día la figura de una sirena, mientras que en la noche se deshacía entre sollozos de agonía. Y es que la criatura se quejaba de que sus miembros no movía y así lo decía:
“Otra noche vuelve y aquí me encuentro, en la oscura soledad, una joven dama que enjaulada está por no poder nadar ni caminar. Simplemente siendo lo que soy, nunca podré cambiar.”

Una cucaracha que por ahí paseaba, escuchando los quejidos se acercó para darle conversación:
“¿Y de qué me valdrá tener patas y poderme desplazar? Si con mi aspecto todo el mundo se echa para atrás, ¡o lo que es peor, me intentan matar!”

Susana, una joven enfermera, que del turno de tarde salía, afectada por el cansancio o por el desvarío, a ellos le respondía:
“Al menos vosotros llamáis la atención, aquí nadie parece querer saber quién soy”

Una rata que por ahí rondaba, se acercó al oír tanta palabrería. La maldad y la osadía de la peor alimaña, una bruja enmascarada, interrumpió para retorcer la situación. Mientras, la cucaracha, haciendo honor a su fuerza y astucia, huyó sabiendo a lo que escapaba. Porque bien conocía las intenciones de aquella rata.

“Os entiendo perfectamente “- dijo la bruja peluda -” sé muy bien cómo os trata la gente. -“Yo le pedí a la luna que me transformara en paloma, porque mi gran deseo es tocar el cielo. Ella cedió a mi petición, a cambio de satisfacer los deseos de otros dos.”
Tal era la desesperación que tanto la sirena como Susana accedieron.

“A ti dulce sirena, no solo podrás andar y nadar ¡incluso podrás brincar!”
Así fue como la convirtió en una fea rana que no pararía de croar. Así perdió para siempre ese canto que a los hombres podía enamorar.

“Y a ti querida Susana, serás vista por todos los que al hospital vayan a pasar”.
En una figura de mármol, en la fuente, la hizo transformar.

Desplegó las alas, la pícara paloma, dejando para siempre aquel lugar.

Cuentan que en las noches más oscuras, aún se escuchan los croares de la triste sirena y los sollozos de la enfermera, que dejándose llevar por los comentarios no supieron apreciar aquello que les hacían tan especial.

Moraleja: “Cuidado con lo que deseas, porque se puede cumplir”

Sobre la píldora del día después

Esta vez quería comentar una experiencia que viví hace unos días: un preservativo se rompió. Sí, aunque parezca imposible y es fácil mal-pensar en estos temas… es cierto. Como advertencia os diré que tengáis cuidado: resulta que con las altas temperaturas parece habitual que se rompan. Aún me parece extraño porque lo teníamos metido en su caja, en un armario, en una casa bastante fresca (si hubiera estado en la cartera lo puedo llegar a entender, pero ahí… no sé).**

Ya una vez nos pasó hace 3 años, fuimos a urgencias para que me dieran la receta. Estaba asustadísima ya que a una amiga mía le había dado efectos secundarios (tuvo muchos sangrados). El médico que me atendió me tranquilizó aunque no lo suficiente al decirme “puede que tengas sangrados o vómitos fuertes. No te preocupes, vas a urgencias y listo”. ¡Claro! Me voy a urgencias y listo, dice… ¿y cómo se lo explicaba a mis padres? (ahora me parece una niñería, sé que me habrían apoyado. Sin embargo era un saco de dudas e inseguridades). Con suerte todo fue bien (no tuve ningún efecto adverso, ni me quedé embarazada), aunque me llevé un mal rato que para qué.

La cuestión no es este hecho, sino todo lo que vino después. Nos levantamos con tranquilidad y fuimos directos a una farmacia. En tan solo 3 años, la situación fue totalmente diferente. Entré a una que estaba de guardia. Un par de señoras se quejaban sobre los recortes y el farmacéutico era de lo más agradable. Incluso me desesperaba, sacaba tema de conversación con cualquier cosa (“así se le hará más rápida la mañana” pensé mientras recordaba mi etapa como dependienta). Se fueron todas, entonces me sonrió y me preguntó “buenos días, ¿qué quieres?”, “la píldora del día después. Me preguntaba si era necesaria la receta porque entonces voy al centro de salud ahora mismo”. De pronto su cara cambió por completo.

¿Cómo te lo explico? ¿Cómo te describo esa expresión? ¿Sería asco, o desagrado? Quizás odio o desaprobación. Serio, casi enfadado me contesta “No tenemos la píldora, en realidad no la vendemos”.

Me acuerdo que pensé en ese momento “uf, si me hubiera pasado hace unos años me sentiría culpable y avergonzada. También lo entiendo, no me conoce… pensará que he mantenido relaciones sexuales sin protección. Lo mismo piensa que no debo acostarme con mi pareja hasta casarme… joer, si eso pasara ya me puedo morir de asco, tal y como están las cosas aún me queda. Lo mismo piensa que el sexo es únicamente para tener hijos.”

Me sentía bastante incómoda, pero eso no me hizo irme sin más. ¡No! en el fondo sabía que a él le incomodaba aún más la situación que a mí. Así que le pregunté si era necesario la receta y si conocía alguna farmacia cercana, todo esto con una sonrisa de oreja a oreja.

“No, no hace falta receta.”- me contestó secamente. “Yo te aconsejo que vayas a tu médico y que te la haga, porque claro, es una píldora muy fuerte y tiene muchos efectos secundarios. Sería conveniente que te revisara un médico …(¿comor? Sí, como lo lees)…. Además, quizás te aconseje que tomes otras medidas, como no tomarla”.

U.u” ¡claro señor! No tomarla y quedarme embarazada, ¿no? ¡Venga ya hombre! Yo no tengo la culpa de que haya fallado el método anticonceptivo, otra cosa sería que no lo hubiera usado. Quizás no me tomara como una persona seria, pero vamos, tener un hijo no es que se decida de esta manera… En serio, que a estas alturas sigan pasando estas cosas me hierve la sangre.

Salí de allí muy cabreada. No tanto por mí (fui a otra farmacia donde me la dieron sin problemas) sino por aquellas adolescentes o chicas más jóvenes que pueden vivir esta situación. Edades complicadas, en las que una se vuelve más rebelde o el sexo es un tema tabú, y en la que la pareja no siempre está ahí en los momentos complicados. Me vi obligada a aprovechar este espacio personal para dar todo mi apoyo aquellas chicas que lo hayan vivido y sufrido. Y que este tipo de personas no os engañen, ser mama es una decisión muy importante (por no decir la más importante en tu vida) y no se debe tomar cuando no estas preparada o no lo quieras (y menos por el consejo de un tío que no es quién para decirte eso). No es justo que por ser mujer tengamos que arrastrar aún estas lastres sociales. Él no es quién para decir qué debes hacer en esta situación, sólo se encarga de vender. No estás en una iglesia ni ante tu familia para dar explicaciones, y si no la vende porque cree que estás matando a fetos, que amablemente te indique dónde está la puerta y listo. Para empezar, ni estás embarazada así que no estás matando NADA. En serio, que recurran al chantaje emocional estas personas que lo único que quieren hacer es imponer un criterio de concebir la vida me parece absurdo y lamentable.

Sé que hay gente que utiliza la píldora del día después como método anticonceptivo, pero por ello ¿hay que mal-pensar de todo aquel que la compra? Los que lo hacen me parecen, a parte de irresponsables, idiotas porque es una pastilla fuerte que puede tener efectos dañinos (no tanto en el momento sino para el futuro). Pero en el supuesto de que yo fuera una de esas personas, estás obligado a venderla (si la tienes). Si soy tan idiota de tomármelo a la ligera, al final me destrozaré el cuerpo por ser tan inconsciente. Y en el caso de que haya sido un accidente, piensa que así ha sido y la vendes como haces con otros medicamentos. Uno no puede imponer su ideología a la gente, ni obligarla a ser responsable… si va a la farmacia a por la píldora del día después, se la vendes y cuando vaya a por medicamentos para remediar el destrozo que se haya hecho por ser una irresponsable, la tratas por eso. Lo que me parece triste es este tipo de reacciones, intimidatorias e hirientes.

Posdata: por si tienes curiosidad… el único efecto adverso fue que me sentía hinchada como un globo, dolor de pecho y tripa (no mucho más que con mi amiga la “menstru”; encima con “la” para ser más ridícula aún). Lo peor de todo es la preocupación que tengo encima desde entonces. Pero vamos, estoy bien (y menos mosqueada después de desahogarme xD).