Recurso “Lluvia de preguntas” o “Lluvia de emociones”

Nombre del juego: Lluvia de preguntas
Edad* (recomendado): 6-10 años.
Tipo de juego: presentación/iniciación.
*Dependiendo de la madurez del niño/a se puede hacer con más mayores.

Esta actividad es más adecuada para una clase particular (en la primera sesión). También se puede realizar en el colegio, pero los alumnos lo realizarían por parejas.

Hacer una lluvia de ideas es un recurso muy utilizado tanto en el campo de la enseñanza como en el laboral. He adaptado esta actividad para que fuera de “presentación” de la siguiente manera:lluvia de preguntas

Realizamos en una cartulina o cartón una nube grande. En el centro pegaremos un sobre donde guardaremos las gotas. Para hacerlas es muy fácil: doblamos un folio por la mitad 3 veces y recortamos en forma de gota. Así tantas veces queramos. Podemos usar folios de distintos colores según la temática que vayamos a tratar.

El juego consiste en que el alumno escribirá en un lado de la gota una pregunta que le quiera hacer al maestro y se la entregará, en el reverso el maestro tendrá que contestar. Según cómo haya sido la pregunta, el maestro tendrá que hacer la siguiente (si le pregunta sobre música, el profesor preguntará sobre sus gustos). Como he mencionado antes, podemos hacerlo en folios de colores y podemos hacer diferencias temáticas del tipo: amistades, gustos,… Cada uno se quedará con las gotas que tengan las respuestas del otro.

La nube la podemos colocar en un corcho y al terminar podemos colocar las gotitas en el sobre (como recuerdo). Con esta actividad podremos conocer un poco más al alumno, sus inquietudes y preocupaciones.


Otra manera de emplear este mismo recurso y que puede ser muy interesante sería para tratar los “malos pensamientos”.

Tipo de juego: emocional.

Diríamos al alumno que la nube es nuestra mente, y cada gota es un pensamiento que tenemos cuando nos pasa… (aquello que detesta y le hace descontrolar, llorar, gritar, etc). ¿Y qué pasa cuando una nube está muy llena de agua? ¡Qué revienta! por lo que todas las gotas caen en forma de lluvia.

Una tormenta sería cuando no controlamos los malos pensamientos y salen todos de golpe (caen las gotas con fuerza, puede hacer daño a los demás, …) y una lluvia tranquila sería cuando respetamos esos pensamientos y los expresamos con calma.

La mecánica sería la siguiente: el alumno escribe en un lado de la gota el pensamiento que tiene y en el otro cómo reacciona. La cuestión es debatir sobre ese pensamiento y si su reacción es razonable.

Es otra forma de enseñar cómo gestionar los sentimientos y los pensamientos de una forma original y entretenida.

Lo ideal es jugarlo cuando el niño haya reaccionado mal recientemente, así tenemos un ejemplo cercano al que referirnos. Pero también podemos realizarlo en cualquier sesión para educar en las emociones.

 

 

Posted in Recursos didácticos and tagged , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>